Tips de maridaje para carnes blancas

Publicado el 13 de July de 2017

 

Ser un experto en maridaje es un arte que necesita práctica. Sobre todo, se debe tomar en cuenta que lo importante a la hora de maridar no es el color de la carne, sino la forma en que fue preparada. Si bien es cierto que lo más común es maridar la carne roja con un vino tinto y la carne blanca con vino blanco, eso es limitar las posibilidades que un buen maridaje puede ofrecerte. Es por eso que, a continuación, te presentamos algunos útiles tips para maridaje carnes blancas con los que podrás sorprender a tus comensales:

 

1. Pollo y pavo

Las aves son el tipo de carne blanca más común, habituales en comidas y reuniones por ser de fácil preparación. Normalmente, el pollo y el pavo son preparados con salsas ligeras, es decir, que no tienen un sabor fuerte ni son muy espesas. Tomando esto en cuenta, lo que debes buscar para lograr un maridaje perfecto es el contraste: un vino tinto. La costumbre generalizada es que, debido a que la carne de ave tiene un sabor suave, debe maridarse con un vino blanco, pero esto no es así. Entre mayor sea el contraste de sabores, más disfrutarás del plato, por lo que no tengas miedo de elegir un vino tinto de sabor fuerte, como un buen Cabernet o un Carmenere.

 

2. Conejo y cordero

El cordero se considera carne blanca cuando el animal fue cocinado antes de llegar a la edad adulta. Por su parte, el conejo es algo poco común de ver hoy en día, por lo que, si pones uno sobre la mesa, será una grata sorpresa. Ambos tienen en común el modo de preparar las salsas con las que se condimentan: son espesas y llevan ingredientes de sabor fuerte, como trufas o queso. El consejo de maridaje carnes blancas que te damos en este caso es seleccionar un buen Merlot, pues es un vino suave que servirá para limpiar el paladar en cada sorbo y seguir disfrutando de tu platillo.

 

3. Pescados y mariscos

Una de las comidas dominicales más populares son los mariscos: camarones, ostiones, almejas, etcétera. Su preparación normalmente envuelve el uso de cítricos, salsas picantes o condimentos ácidos. Por esta razón, su maridaje más adecuado es el vino blanco. En particular, recomendamos descorchar un vino Chardonnay, pues se encuentra en el espectro de acidez indicado para no desentonar con los mariscos. Este maridaje es, sin duda, un gran estimulante para los sentidos.

 

4. Carnes ahumadas

Todos las carnes blancas mencionadas anteriormente pueden ser ahumadas, lo que cambia las propiedades de su sabor y consistencia. En consecuencia, el maridaje adecuado también cambia. 

Elegir el adecuado para cada tipo de carne blanca que vaya a ser ahumada requiere de gusto y, sobre todo, de prueba y error, pero un consejo para principiantes es descorchar un Riesling, un vino que resalta la acidez que adquiere la carne blanca al ser ahumada, por lo que nada puede salir mal si apuestas por esta cepa.

 

Ahora que conoces estos tips maridaje carnes blancas, no te queda más que invitar a tus amigos o familiares y cocinar una cena inolvidable. Recuerda que el mejor acompañamiento para cualquier tipo de banquete es la de los seres queridos. Finalmente, la invitación a es a descubrir nuevas combinaciones: no te quedes solo con estos consejos, velos como una guía de inicio para dar con nuevas experiencias culinarias.

Comentarios