¿Se debe mezclar el maridaje con postres dulces?

Publicado el 5 de January de 2017

El maridaje permite redescubrir los sabores de las preparaciones, así como también lograr que cada comida sea una experiencia única. En general, esta mezcla se realiza con recetas saladas… pero surge todo un mundo de posibilidades al combinar vinos y postres dulces. 

Para que los platillos azucarados puedan ser maridados, se deben tener en cuenta los ingredientes que contienen, el tipo de sabor en el paladar, así como también la cepa del vino a utilizar.

 

El maridaje y postres dulces: ¿es posible?

Al combinar recetas dulces con vino sí puede generar una buena mezcla, siempre y cuando se elija la cepa adecuada, la que debe ser acorde al sabor central que protagoniza la receta:

 

Para acompañar chocolate 

En aquellas recetas dulces en donde el chocolate es el protagonista, las mejores alternativas de acompañamiento son el Oporto o un Pinot Noir. En el caso de los postres en donde el chocolate es amargo (por un mayor porcentaje de cacao) se recomienda un Merlot o Cabernet Sauvignon. Por otro lado, para el chocolate blanco, el Moscatel es la mejor combinación.

 

Flan o postres de crema

Para este tipo de postres -además de los que poseen un notorio toque de vainilla o caramelo- una de las mejores mezclas se conseguirá junto a un espumante de la variedad Brut.

 

Frutas maridadas 

Si se opta por un postre más natural, también es posible generar una buena combinación con vinos. En este caso, algún Rosé o un Moscatel serán una excelente alternativa para acompañar frutas ligeras o de verano, tales como el melón, frutos rojos o también algunos cítricos.

 

Maridar los alimentos implica una experiencia sensorial. Por ello, el color del vino y sus aromas deben mezclarse con los del postre, para crear una composición que sea agradable de mirar, oler y probar. Por supuesto, la creatividad es primordial para lograr una combinación ganadora.

 

Como vemos, los postres dulces y el maridaje sí pueden ser una excelente combinación; siempre y cuando se elija el vino adecuado para cada uno de ellos. Esta mezcla permitirá potenciar los sabores de un plato azucarado o disminuir su dulzor, según lo que se quiera lograr a través de ella.

Comentarios