¿Qué vinos se deben tomar a temperatura ambiente y cuáles no?

Publicado el 3 de October de 2016

Quienes se consideran a sí mismos conocedores de vinos, saben que el proceso de maridaje y combinación de sabores es todo un ritual. Por este motivo existen diversos elementos que deben ser tomados en cuenta a la hora de combinar los alimentos con el vino perfecto. Uno de los principales factores para que el vino conserve su sabor y potencie las diversas preparaciones, tiene relación con la temperatura a la cual deben ser servidos.

Combinación maridaje y vinos: a qué temperatura servirlos

Es necesario considerar que la temperatura ambiente varía según el lugar, pero que puede ser delimitada en un rango de entre 15 y 30 grados. Considerando lo anterior, debemos informarnos respecto a cuáles necesitan ser enfriados y aquellos que es recomendable beber a mayor temperatura:

Male waiter or butler serving pouring wine into glass.

Vinos blancos sin demasiada “edad”: para destacar los elementos adecuados en este tipo de vinos, es necesario servirlos a una temperatura de entre 7 y 10º grados. De ese modo resaltaremos sus aromas y graduación alcohólica.

Vinos rosados: cuando son expuestos a temperaturas bajas (menos de 10 grados) pierden su sabor y matices. Si es servido entre 10 y 12 grados, se potenciará la acidez de esta variedad.

Vinos tintos jóvenes y crianza: a diferencia de la creencia popular, la temperatura ambiente no siempre funcionará en este tipo de bebestibles. Por este motivo, su temperatura ideal es de entre 12 y 17 grados.

Vinos tintos reserva: para esta variedad no se recomiendan las temperaturas demasiado altas, ya que se destacaría solo la graduación alcohólica del vino, pero escondiendo sus aromas y sabores.

Espumosos: la recomendación es servirlos entre 6 y 8 grados, ya que a menor temperatura pierde su diversidad aromática, mientras que a una demasiado elevada quedarían de manifiesto solo aquellos aromas asociados al alcohol y su graduación.

Como consejo, en caso querer enfriar cualquier tipo de vino, la mejor técnica para no dañar su sabor es introducirlo por algunos minutos en un cubo con agua y hielo.

Disfrutar de los mejores vinos y el maridaje perfecto es posible, en la medida que no solo se considere la calidad del bebestible, sino también las condiciones en la cual debe ser servido.

Comentarios