Ingredientes

Siempre es buen momento para disfrutar de una sabrosa pizza. Prepararla en casa, eso sí, puede ser mucho más entretenido, barato y satisfactorio que encargarla a un delivery, ya que se prepara a gusto del consumidor, con cariño y dedicación. Es por eso que hoy te proponemos una receta de pizza casera que mezcla dos deliciosas variedades de salsa de tomate Trattoría.

¿Qué salsa de tomate Trattoría utilizar?

Para esta exquisita receta, escogimos:

Salsa de tomate con trozos mediterránea

Esta salsa de tomate Trattoría destaca por llevar trocitos de aceituna y pimentón. Es llegar, calentar y servir, para disfrutar de un intenso sabor e ingredientes frescos que aportarán a tu pizza un toque único. Si lo prefieres, también puedes escoger su variedad con carne.

Salsa de tomate a la crema con parmesano y ricotta

El queso parmesano y la ricotta son esenciales en cualquier receta de inspiración italiana, y sobre todo en una buena pizza. Este producto Trattoría incorpora ambos sabores en una deliciosa salsa de tomate. La suma de ingredientes será un regalo para el paladar y el toque perfecto para tu pizza casera. 

¿Cómo hacer una pizza casera con dos salsas?

Ingredientes

Además de las salsas antes mencionadas, necesitarás:

– Base para pizza (puedes comprarla lista en el supermercado o prepararla tú mismo)

– Orégano y albahaca secos

– Ajo y cebolla en polvo

– Sal y pimienta

– Carne picada a gusto

– Aceitunas picadas

– ½ kilo de queso mozzarella rallado o en láminas

– ½ kilo de jamón en láminas

– 1/4 salame en láminas

– 2 tomates rebanados

Preparación

 

En la base de la pizza casera, verter las salsas de tomate Trattoría seleccionadas. Puedes aplicar primero una capa de la versión a la crema con parmesano y ricotta – para aprovechar el sabor del queso – y encima, la mediterránea (por los trocitos de verdura).

Una vez que hayas aplicado la salsa, coloca sobre la pizza las láminas de jamón, queso y salame. Luego, decórala a gusto usando las aceitunas y las rebanadas de tomate. Fríe la carne en un sartén y ponla también sobre la pizza.

Adereza a gusto con el ajo y cebolla en polvo, las hierbas secas y los condimentos. Luego, lleva la pizza al horno precalentado a 250° y deja que se cocine por 20 minutos.

Para terminar, saca tu pizza del horno, ¡y disfrútala en familia o con amigos!

 

Trattotips usados

Comentarios