Distintas formas de caramelizar la cebolla

Publicado el 8 de March de 2016

Las cebollas caramelizadas son un acompañante clásico de la cocina gourmet. Descubre cómo prepararlas con estos Trattotips.

La cebolla caramelizada es un acompañamiento más sencillo de hacer de lo que parece. Aquí te dejamos un par de Trattotips que puedes aplicar al momento de poner manos a la obra en la cocina:

 

1.- La manera más sencilla

 

Derrite en el sartén un trozo de mantequilla a fuego lento. Aparte, pela y corta las cebollas en pluma o en julianas, añádelas al sartén y condimenta a gusto. Cocina las cebollas a fuego lento y destapadas. Cuando se ablanden y se doren, estarán lista para servir.

 

2.- Otra manera bastante sencilla, pero con un ingrediente extra

 

Corta la cebolla en pluma o en rodajas finas. Mientras tanto, pon el sartén a fuego lento y añade unas gotas de aceite de maravilla. Luego incorpora la cebolla, pimienta, sal y azúcar a gusto. Mientras más azúcar añadas, más dulces y oscuras quedarán. Cuando las cebollas se ablandan y quedan de color café, las puedes servir.

 

3.- Una forma un poco más sofisticada y con un sabor bastante distinto.

 

Se necesita una olla eléctrica de cocción lenta y Aceite de Oliva Extra virgen Trattoría. Corta las cebollas y ponlas en la olla. Luego añade el Aceite de Oliva Extra virgen Trattoría y aliños a gusto. Deja que se cocine durante 20 minutos y abre la olla. Si estás conforme con el resultado, la puedes servir. Si no, puedes dejar que se siga cocinando con la tapa semi abierta para que tome una consistencia más sólida y quede más crujiente.

 

4.- Con esta receta lograrás que todos los comensales queden maravillados

 

Corta la cebolla en julianas o en pluma y caliéntala en el sartén. Añade Aceite de Oliva Extra virgen Trattoría, un poco de sal y pimienta y déjala cocer durante 10 minutos. Cuando se haya puesto transparente, agrega azúcar moreno y deja que la verdura la absorba. Una vez que se empiece a pegar el azúcar en el sartén, vierte un chorro de vinagre o de brandy. Esta mezcla queda bastante más líquida que las demás, pero resulta exquisita.

 

Te compartimos dos Trattotips extra que facilitarán este proceso de cocina:

 

-Puedes utilizar cualquier tipo de cebolla, ya sea la de piel marrón, blanca o morada.

-Puedes guardar la cebolla caramelizada en un envase cerrado durante una semana en el refrigerador o tres meses en el congelador.

 

Comentarios