Conoce qué flores son comestibles

Publicado el 3 de Octubre de 2016

La naturaleza posee belleza infinita y prueba de ello son las flores, que regularmente son utilizadas para dar vida y color a los espacios. Sin embargo estas no solo tienen un uso decorativo: existen algunas variedades que pueden ser comestibles.

Para quienes son creativos en el ámbito gastronómico y buscan darle un toque diferente a la decoración de sus platos, las flores comestibles son una excelente alternativa y pueden utilizarse enteras, así como también sus pétalos.

Tipos de flores comestibles

Clavel de los poetas: dentro de la especie de los claves existen diversas variedades, entre las cuales se encuentra el llamado “del poeta”. Posee un sabor dulce, por lo cual es recomendable para postres y recetas azucaradas.

Flor de zapallo: se caracterizan por poseer abundante cantidad de agua (95,15 g por 100 gramos de parte comestible) y poca grasa, tan sólo 0,24 gramos por 100 gramos de parte comestible.

Edible Flower that blooms out of the zucchini vegetal

Crisantemos: existen en diversas variedades de colores, por lo cual esta flor es ideal para dar color a los platos. Su sabor es picante y amargo, por lo cual se recomienda usar solo los pétalos.

Dientes de León: los pétalos de esta flor amarilla son utilizados habitualmente para preparar jugos, como complementos en ensaladas y también en sopas.

Lavanda: ofrece sabores dulces y picantes, además de un aroma intenso. Funciona bien en recetas dulces y saladas.

Narrow depth of field close up of blooming lavender flowers in Valensole, France.

Jazmín: además de poseer un aroma agradable, y de ser utilizada en infusiones, el jazmín también es comestible. Debido a su olor, se recomienda principalmente para postres.

Caléndula: posee un sabor intenso, que llama la atención por ser picante y ácido. Sirve para complementar platos condimentados o para darle un toque diferente a las ensaladas.

white flowers on a black background.  Spirea

Manzanilla: la clásica flor, que como infusión sirve para aliviar diversos malestares, también puede ser usadas en recetas. Su sabor es dulce, por lo cual funciona en preparaciones agridulces o para complementar postres.

Violetas: no solo su belleza y variedad de colores sorprende, sino que también su versatilidad para complementar diversas preparaciones. Poseen un sabor suave y pueden utilizarse frescas en una ensalada, confitarlas para un postre o secarlas para otro tipo de recetas.

Las flores comestibles permitirán no solo destacar una preparación a través de su decoración, sino que además experimentar con nuevos sabores de la naturaleza y sorprender al paladar de nuestros comensales.

Comentarios