Cómo limpiar champiñones

Publicado el 13 de May de 2016

Los champiñones son un acompañamiento perfecto para todas las comidas. Son ricos, versátiles, fáciles de hacer y además, económicos. Ya sea en una preparación de carne, pasta, pescado o arroz, nuestros champiñones serán una guarnición que resaltará el sabor de cualquier receta. El único detalle, es que los tips de cocina nunca te enseñan cómo limpiarlos antes de utilizarlos. Por eso hoy, aprenderás cómo realizar este proceso de manera sencilla y eficiente. ¡Sigue leyendo!

1.- Primero, corta el tronco de los champiñones ya que ahí es donde más tierra se acumula.

CHAMPI4

 

2.- Toma un paño limpio, humedécelo en agua, exprime para retirar el exceso de líquido y frota con él los champiñones uno por uno. Tienes que frotar realizando movimientos circulares y rápidos para eliminar mejor la suciedad. Este es de los tips de cocina que solo sirven para champiñones frescos.

champi5

 

3.- Si aún algunos de tus champiñones se encuentran sucios, lo que harás es tomar un cepillo de dientes nuevo, humedecerlo en agua y cepillar los hongos comestibles suavemente, así quitarás los últimos restos de tierra. Usa este truco solo en los que no quedaron lo suficientemente limpios y con delicadeza para no dañar el alimento.

champi2

 

4.- Si quieres que el proceso de limpieza sea más expedito, puedes ponerlos todos juntos en un colador y pasarlos bajo el chorro de agua del lavaplatos durante unos segundos, moviendo enérgicamente. Esto debes hacerlo rápido y jamás dejar los champiñones en remojo, ya que contienen por sí solos demasiada agua y al cocinarlos expulsarían mucho líquido. Luego, con las manos frota los restos de tierra.

champi1

 

5.- Ahora que tus champiñones están limpios, puedes trocearlos y cocinar tus recetas culinarias preferidas. Te recomendamos acompañar con ellos unos deliciosos Fusilli Trattoría o un exótico Arroz Basmati Trattoría.

champi3

 

Estos tips de cocina sin duda te ayudarán a crear platos únicos, capaces de deleitar hasta a los paladares más exigentes.

Comentarios